5 de mayo, Día Mundial del Asma.

5 mayo 2015 | Efemérides

Es hora de controlar el asma

El asma es una enfermedad crónica que afecta a todos los niveles de la sociedad. Si no es controlada provoca síntomas respiratorios y limitaciones en las actividades que requieren esfuerzos. Para evitar los “brotes”, es decir, los ataques de asma se recomiendan seguir con un médico especialistas un tratamiento específico que ayude a controlar la enfermedad y poder llevar adelante una vida sin impedimentos.

Generalmente, el asma se manifiesta con problemas en la respiración como falta de aire, opresión en el pecho y tos, que varían con el tiempo en su ocurrencia, frecuencia e intensidad. Cuando el asma está bien controlada se evitan los síntomas molestos durante el día y la noche, se logra tener una vida productiva y alto rendimiento físico, un normal o casi normal función pulmonar y necesitar muy poca medicación de alivio.

Los factores que pueden desencadenar o empeorar los síntomas incluyen infecciones virales, alergenos domésticos o laborales (por ejemplo, los ácaros del polvo doméstico, el polen, la cucaracha), el humo del tabaco, el ejercicio y el estrés. Estas respuestas son más probables cuando el asma no está controlada. Algunos fármacos pueden inducir o provocar asma, por ejemplo, beta-bloqueantes, y (en algunos pacientes) la aspirina u otros AINE.

En el Día Mundial del Asma, insistimos que el control es fundamental para que este tipo de afección no influya en la calidad de vida de quienes la padecen.dia-mundial-asma

Deje su comentario

Su email no será publicado. Campos requeridos *

Top