Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
Resultados Online
Todos nuestros centros 0810-333-FCSUR (3278)
Central única de turnos (011) 5034-9898

La importancia de cuidar nuestra salud durante la Pandemia

Prevenir el Covid-19, sin descuidar otras enfermedades.

La redacción de esta entrada fue basada en el contenido expuesto por la Organización Mundial de la Salud en el archivo WHO/2019-nCoV/essential_health_services/2020.2

 

Cuando el sistema de salud se encuentra abrumado y la gente no puede acceder al cuidado necesario, tanto la mortalidad directa por la pandemia como la indirecta por enfermedades prevenibles y tratables, aumentan dramáticamente.

Para combatir la morbilidad y mortalidad indirecta, así como las exacerbaciones de enfermedades crónicas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte categorías prioritarias:

  • Prevención y tratamiento de enfermedades transmisibles, incluyendo vacunas.
  • Medicina reproductiva, embarazo y salud materno-neonatal.
  • Servicios para poblaciones vulnerables, infantes y ancianos.
  • Manejo de enfermedades crónicas, incluyendo la mentales.
  • Unidades de terapia intensiva.
  • Manejo de condiciones de salud urgentes y presentaciones agudas de enfermedades frecuentes dependientes del tiempo de acción para su mejor resultado.
  • Servicios médicos auxiliares, diagnóstico por imágenes, laboratorio y bancos de sangre.

La restitución de todos los servicios muy probablemente ocurran en el contexto de una nueva normalidad, caracterizada por el riesgo de transmisión de COVID-19 y la recurrencia de la transmisión comunitaria.

Los servicios médicos deben reiniciarse de forma segura, mitigando la transmisión y adaptados al conocimiento dinámico de la situación sabiendo que las restricciones pueden ser aún mayores.

Salud materna y neonatal

Reducciones en el acceso y la utilización de servicios esenciales de salud materna y neonatal durante epidemias se traducen en aumentos importantes en el número de mujeres y recién nacidos que sufren complicaciones durante el embarazo, parto y posparto.

La OMS recomienda que todos los elementos esenciales de la atención prenatal y la atención postnatal se mantengan; que las mujeres y los recién nacidos tengan acceso a atención por personal calificado en todo momento, incluida la derivación para el manejo de complicaciones y para servicios auxiliares, como laboratorio, bancos de sangre y transporte oportuno y seguro a las instalaciones de salud.

Los riesgos para madres y recién nacidos de los resultados adversos asociados con el parto desatendido superan los riesgos potenciales de la transmisión de COVID-19 en Instituciones de salud.

Personas mayores

Particularmente aquellas con afecciones de salud subyacentes, tienen un mayor riesgo de resultados de salud graves y muerte por COVID-19 y son más vulnerables a muchas de las consecuencias indirectas de la pandemia.

Es más probable que tengan necesidades continuas de medicamentos y atención, incluidas visitas domiciliarias y atención comunitaria, por lo que las restricciones de movimiento pueden afectarlos desproporcionadamente.

La OMS recomienda que las personas mayores, sus hogares y cuidadores estén informados sobre las medidas preventivas y la importancia de promover la salud física y mental en el contexto de COVID-19.

Deben participar activamente adaptando sus planes de atención, y deberían establecerse mecanismos específicos para garantizar que tengan acceso seguro a atención integrada de salud y social, que incluye apoyo, monitoreo y seguimiento.

Enfermedades no transmisibles (ENT): patologías cardiovasculares, respiratorias crónicas, cáncer, diabetes, enfermedad renal crónica.

COVID-19 puede afectar negativamente los resultados de las ENT de adultos y niños a través de varias vías, incluida la mayor susceptibilidad a la infección por COVID-19 y mayores tasas de mortalidad entre las personas con ENT.

Retrasos en el diagnóstico de ENT que resultan en estadios de enfermedad más avanzados terapia retrasada, incompleta o interrumpida (tratamiento, rehabilitación, paliación) de ENT.

Aumentos en los factores de riesgo conductuales, como la inactividad física y un mayor uso de sustancias nocivas.

Los ejemplos incluyen la consulta tardía a las guardias por patologías como infarto de miocardio o accidente cerebro-vascular; empeoramiento del pronóstico del cáncer como resultado de un retraso diagnóstico; y deterioro del funcionamiento de personas con enfermedades respiratorias crónicas debido a interrupciones en rehabilitación pulmonar.

La OMS recomienda adaptar las actividades de promoción de la salud (p. Ej., Control del tabaco y dejar de fumar, nocivo uso de alcohol, actividad física, dieta saludable y manejo del estrés) para permitir entrega por teléfono, SMS o recursos on-line, según sea posible.

Mantener consejos sobre la reducción del riesgo cardiovascular a través del control adecuado de factores de riesgo (Hipertensión arterial, colesterol, cigarrillo, diabetes, peso y actividad física).

Respecto del rastreo de cáncer de cuello, cáncer de mama y cáncer colorrectal: Modificar y considerar retrasar temporalmente los programas de detección de cáncer, particularmente aquellos que están basados ​​en instalaciones hospitalarias. Considerar la promoción de auto-muestreo en el hogar para el cáncer cervical (prueba de VPH) y cáncer colorrectal en entornos con infraestructura y capacidad adecuadas. El soporte remoto se puede utilizar para el asesoramiento después de una prueba negativa y planificación para la gestión después de una prueba positiva. Detección de personas de alto riesgo (como la detección del cáncer de cuello uterino para mujeres que viven con el VIH) puede tener prioridad.

En relación al diagnóstico precoz de enfermedades oncológicas recomienda Iniciar o aumentar campañas para alentar al público en general a buscar consulta por posibles síntomas de cáncer.

Utilizar consultas virtuales para minimizar los retrasos en el diagnóstico. Mantener citas clínicas en persona, según sea necesario y toma de decisiones. Priorizar los estudios de imágenes que pueden favorecer la toma de decisiones sobre el tratamiento.

Vacunas

Las interrupciones en los servicios de vacunación, incluso por un breve período, resultan en un mayor número de personas susceptibles y un mayor riesgo de brotes de enfermedades prevenibles por vacunación (VPD) (por ejemplo: sarampión, poliomielitis, difteria, tos ferina, enfermedad meningocócica, fiebre tifoidea, cólera, gripe y fiebre amarilla), lo que lleva a un exceso de morbilidad y mortalidad.

Por la alta morbilidad y mortalidad asociadas con brotes de VPD, la OMS recomienda que los países continúen con la rutina servicios de inmunización siempre que sea posible.

Fuente: WHO/2019-nCoV/essential_health_services/2020.2

 

Controles Mamarios: La importancia de realizarlos a pesar del Coronavirus

El Dr. Claudio Jehin, coordinador de nuestro Departamento de Imágenes Mamarias, nos explica la importancia de que las mujeres continúen acudiendo a su médico de cabecera (ginecólogo o mastólogo) para controlarse. La detección precoz de enfermedades es muy importante.